Discurso de la Rectora de la UNAE, Inauguración del nuevo edificio "Ala Independencia"

Muchas gracias por acompañarnos esta mañana en que decidimos hacer una pequeña pausa, ya que los días previos al inicio de las clases son intensos y de mucho trabajo. Una pausa necesaria para compartir con los presentes y con la comunidad, la alegría de poder crecer y desarrollarnos junto a nuestra ciudad y país.

Este año es sumamente desafiante para nuestra universidad, el lunes 18 iniciamos 3 carreras nuevas: Arquitectura, cuyas clases se dictarán en horario diurno en el edificio central, y las carreras de Farmacia y Veterinaria, que ocuparán este edificio junto a las instalaciones y servicio de todo el Campus. Luego de 2 años, varias visitas y un arduo trabajo para cumplir los requisitos, hemos logrado la aprobación del Consejo Nacional de Educación Superior de estas tres importantes carreras.

En el caso de Veterinaria, es la primera carrera habilitada legalmente en el departamento de Itapúa, queremos convertirla en una referencia para el país y fuera de las fronteras también. Nuestra universidad acaba de cumplir 11 años, la calidad es nuestro norte, lo que nos llevó a participar de los procesos de acreditación de carreras teniendo hoy el 100% de carreras acreditables, acreditadas, siendo la universidad más joven con más carreras acreditadas en el país.

Estamos ubicados ahora mismo en lo que será el área de consultorio externo de la carrera de Veterinaria, lo usaremos más adelante, cuando el plan curricular esté avanzado y nuestros estudiantes puedan realizar las prácticas que también serán servicios. Esta propiedad con este edificio, fue adquirida a principios de 2017. Luego de un análisis estructural se iniciaron las obras de adecuación para convertirlo en un edificio universitario acorde a las normativas de ingeniería, arquitectura y del Consejo Nacional de Educación Superior CONES.

Para garantizar la accesibilidad e inclusión se derrumbó la antigua escalera construyendo una nueva estructura de acuerdo a las dimensiones requeridas. Se incorporó un ascensor, cuya instalación está en su última etapa.

El Campus Urbano ubicado en esta manzana hoy totaliza 5.000 m2 y 13.200 m2 cuadrados de construcción. A los que sumamos otros 900 metros y la construcción de lo que ocupa el centro de investigación.

Este edificio va alojar a la Facultad de Ciencias de la Salud, aunque no serán los únicos espacios para las diversas actividades teóricas y prácticas de las carreras ya que, en el caso de Veterinaria, las prácticas de campo con animales mayores de producción se realizarán en el Campo Demostrativo con que cuenta la universidad en Arroyo Verde, Cambyreta. Asimismo, en un futuro cercano, se construirá el hospital de animales, en un predio accesible, en las afueras de la ciudad.

Aquí contamos con aulas climatizadas, con mobiliario ergonómico, 2 laboratorios de química y microbiología, laboratorio de Anatomía, un laboratorio más de microscopía que se encuentra en el edificio tradicional, todos equipados con mobiliario y equipamiento que irá progresando de acuerdo a las necesidades planteadas en el currículum de las carreras. Sala de Profesores, área de atención al estudiante, Decanato, sanitarios y amplias zonas comunes.

Pero para nosotros, incluso más que este nuevo edificio, lo trascendental es que esta propiedad nos permite concretar la idea de Campus Urbano, ya que realiza la conexión entre nuestro edificio tradicional, este nuevo edificio y nuestro edificio central donde se encuentran los servicios de biblioteca, laboratorios de informática, oficinas administrativas y otros.

Veremos luego un área verde a la que sigue un acceso a un polideportivo que esperamos inaugurar en los próximos meses. La cancha, que posee la medida reglamentaria de basquetbol, tendrá vestidores, servicios higiénicos, y más. Se halla sobre una estructura de subsuelo ya construida donde será el estacionamiento de funcionarios y docentes.

Luego vendrá la etapa de materialización del proyecto de edificación sobre la calle Honorio González c/ Kreusser.

La primera propiedad fue adquirida en el año 2000, tenía 400 m2. Desde entonces nuestra historia fue de ladrillos, arquitectos, constructores. La casa es el marco primero en que se desarrolla la cultura institucional. Las formas, espacios, colores, la estética y el orden, predisponen a las personas, las hacen sentir bien o mal. No se trata solo de lugares, o muebles, sino de crear un entorno que también enseñe y forme, eduque a la disciplina, a la armonía, al equilibrio, al bienestar.

Nunca estuvimos solos, aunque si lamentamos en nuestro país no existan créditos ideales para el desarrollo de emprendimientos educativos. Es raro, cuando todos parecemos preocupados por la baja calidad de la educación, que no se otorguen incentivos para generar mejores espacios y mejor calidad en educación.

Hemos tenido la colaboración de varios profesionales, para los cálculos de ingeniería y diseños arquitectónicos. Quisiera nombrar a la Ingeniera Laura Siegel y muy especialmente al Arquitecto Cesar Quita. Me hubiera encantado que esté presente, pero no suele asistir a estos eventos. A don Cesar le agradecemos pensar como educador al diseñar nuestros espacios, pensar como ser humano respetuoso e inclusivo, por exigirnos considerar los accesos de luz, la circulación de aire, los espacios pensados en ser agradables y cómodos para nuestros estudiantes y docentes.

Muchas gracias a la empresa constructora Building y su maestro Jorge Lelauski, por cuidar cada detalle buscando la perfección. Al Maestro Mayor de obra Nicolas Riceri Doldán y todo el equipo de trabajadores, muchas gracias.

A nuestros proveedores, electricistas, pintores, empresas de aberturas, servicios sanitarios, tecnológicos, gráficas, empresas de amueblamientos. A todos los que hacen parte de estas obras, muchas gracias.

Nuestros edificios son distintos y en ellos se percibe la evolución. Estamos trabajando por la unificación de los estilos y servicios. Este es un verano particularmente movido para nosotros, ya que valiéndonos del breve receso, encaramos la ampliación de la sede Colonias Unidas en Hohenau, y el acondicionamiento de nuestra sede propia en Ciudad del Este.

Entregamos esta nueva ampliación a nuestra ciudad. Tal como lo hicimos en los 400 años de Encarnación, en marzo de 2015 cuando inauguramos el Edificio Central del Campus Urbano. Tenemos una inmensa gratitud a la comunidad y un gran compromiso con los estudiantes y sus familias, los que nos elijen y para los cuales existimos. Este edificio es solo una prueba de la realidad intangible que persiste entre los cimientos de todas nuestras edificaciones y persistirá en todas las que seguiremos irguiendo: para formar los mejores, debemos ofrecerles lo mejor. Mejorar el país, solo puede hacerse desde el compromiso con la excelencia, y la excelencia nunca es selectiva.

Gracias por ser parte de esta celebración, esperamos contar siempre con su colaboración en la formación de los profesionales. Esta tarea de ninguna manera podemos hacerla solos. Gracias de verdad por venir, por estar.